Análisis Técnico

Sencillamente, el análisis técnico identifica tendencias de títulos monetarios, es decir, los precios se mueven por oscilaciones programadas de autoconfirmacion metódica conocida.

En el análisis técnico, dichas fluctuaciones quedan representadas en gráficos que reflejan la más previsible trayectoria del precio. Se establecen para estos preciogramas unas pautas de comportamiento y conducta monetaria que siguen todos los que usan esta herramienta.

Aunque en el análisis técnico tambien se introducen osciladores estadísticos de apoyo para intentar descubrir algunos de los patrones más comunes, no obstante, sin lugar a duda, los factores más importantes son el precio (cotización) y el volumen de negociación (cantidad de títulos negociados).

En el precio del titulo monetario suele estar descontada toda la información, es decir, cualquier influencia multisistémica o desinformación interesada quedará reflejada en la cotización (precio) de la acción.

Por ejemplo, si un gobierno disminuye la partida presupuestaria destinada a obras públicas, las empresas constructoras con relación más directa con este sector se verán mas afectadas y su precio por tanto caerá.

El volumen negociado ha de ser concordante, es decir, se establece una relación directa con la caída o subida de un valor. Para el ejemplo anterior, si la cotización de empresas constructoras cayese debería ir acompañada esta caida con un aumento del volumen, de venta claro. Resumiendo, en el análisi técnico el volumen ha de acompañar a la tendencia. Esta última afirmación la estableció Dow, precursor de este método, que también identificó las tendencias como alcistas o bajistas.

Una tendencia alcista se caracteriza por dibujar en sus movimientos máximos y mínimos ascendentes, terminando ésta cuando su cotización sea inferior al último mínimo anterior.

Por contra, una tendencia bajista en el análisis técnico se caracteriza por dibujar en sus movimientos máximos y mínimos descendentes, terminando ésta cuando su cotización sea superior al último máximo anterior.

Para unir estos máximos y mínimos se dibujará una línea conocida como directriz. En las tendencias alcistas dibujaremos esta directriz uniendo los mínimos ascendentes que vayan formándose, y, para las bajistas uniremos los máximos descendentes.

Esta directriz, en el análisis técnico servirá como línea de apoyo para identificar un cambio de tendencia, es decir, si la cotización de una acción rompe a la baja la directriz alcista, venderemos ya que la tendencia pasa a ser bajista.

directriz-analisis-tecnico

En cualquier tipo de tendencia del análisis técnico, alcista o bajista, podrán unirse también con otra línea los máximos o mínimos respectivamente estableciendo así la figura conocida como canal.

Para el canal que resulte, se espera que los precios se muevan dentro de el obteniendo así un rango previsible de oscilación. Si el precio de la acción rompiese al alza la directriz bajista, compramos ya que la tendencia pasa a ser alcista.

canal-analisis-tecnico

Y hasta aquí, podemos escribir sobre el análisis técnico….Si tras esta lectura realmente estás interesado en ganar dinero en bolsa utilizando el análisis técnico, y quereis ampliar toda la información más relevante de esta metodología, que, indica cuando y como comprar una acción y/o cualquier título monetario de deuda negociado, compra ya el primer tomo de la wikibolsa por sólo unas cuantas monedas.

La Wiki Bolsa 1: Manual Práctico para Ganar Dinero en Bolsa y Renta Fija

Si además quieres complementar el análisis técnico con los gráficos de velas japonesas, puedes optar por comprar nuestro siguiente manual que incluye ambos métodos de análisis:

La Bolsa Es Así