La Burbuja Definitiva: Tengo las Finanzas Como el Campo de Fútbol del Valencia, ¡Que Mestalla!

Sin alusiones en el título a ninguna parte noble de las finanzas, ahora, tras la anterior entrada, hablemos del origen de las burbujas, como se fabrican siempre desde el área de las finanzas, como se producen cíclicamente, y, como desplazarlas antes que la definitiva reduzca a cenizas todo el sistema tal y como lo conocéis hasta la fecha. No obstante, podéis no preocuparos, quienes la crearon, os salvaran, a cambio de la esclavitud claro.

Bien, ya hemos visto como un sistema financiero sólido, que, opera con reservas plenas respaldado por metales preciosos, y, emite papel moneda inyectado directamente en la economía real productiva, puede estar al servicio de toda la sociedad creando valor indefinidamente. Así, fue como nacieron las finanzas en el siglo XVII, no obstante, una aplicación maliciosa desplazo todas sus virtudes más ventajosas.

Aunque el primer Banco Central privado con fines orientados al capital, y, no a los recursos tal y como practicaba el Banco de Amsterdam, fue el Banco de Inglaterra (1.694), vamos a centrarnos en el primer banco central donde se originó la primera burbuja bursatil de la historia.

John Law, un joven aristócrata fugitivo de la ley, amante del juego, quedó fascinado por el sistema financiero que Holanda había creado, social y comercialmente muy avanzado. Sin embargo, creyó que no era suficiente, podía mejorarse;

  1. Ampliando el número limitado de acciones de cualquier compañía, ya que, debido a su éxito, la demanda era extrema.
  2. Tampoco comprendía porqué el Banco de Ámsterdam era tan conservador, funcionando solamente como una entidad que llevaba las cuentas comerciales y posibilitaba las transacciones sin efectivo. Se le ocurrió la “revolucionaria” idea de emitir crédito en papel, es decir, papel moneda.

En definitiva, creyó  que su modelo visionario de monopolio empresarial y banco público superaría al de los Paises Bajos.

Tras la muerte de Luis XIV en 1.715, y, aprovechando su linaje, Law viaja a Francia para ofrecer sus revolucionarios servicios como economista. Francia estaba devastada económicamente por la guerra de sucesión Española, y, los desorbitados gastos de la monarquía. La deuda del estado era enorme, que, generó al mismo tiempo la escasez de metales necesarios para las actividades comerciales. Debido a esta crítica situación, Felipe II de Orleans aceptó la implantación de las teorías de Law;

“…Los medios de intercambio (oro, plata, etc.) no valen nada en sí mismos, sino que la verdadera riqueza nacional está en la magnitud que pueda alcanzar el comercio del país, que, debe crear un banco público para administrar las finanzas del gobierno, reemplazando al oro con crédito de papel, y, así poder aumentar la circulación monetaria, que, favorecerá a todas las industrias del estado. Simultáneamente, debe crearse una empresa estatal para el comercio, sustituyendo los títulos de deuda nacional por participaciones en estas nuevas empresas económicas. Estas acciones, crearan un monopolio enorme de las finanzas y el comercio, administrado por el Estado, en beneficio de los propios habitantes del país….”

En 1.716, creó el Banco General Privado, que, podía emitir papel moneda, es decir, efectivo, siempre respaldado por los depósitos en oro. En 1.717, reunió la mayoría de empresas comerciales para crear la compañía del Missisipi, a la que el gobierno francés concedió el monopolio del comercio con las indias occidentales y América del Norte. En 1.718, el Banco General Privado se convirtió en Banco Real, es decir, el banco nacional de Francia. En 1.720, el Banco y la compañía del Missisipi se fusionaron, unificando así finanzas, comercio, y, estado.

Durante el anterior periodo, Law controló la economía nacional aplicando varios reformas que tuvieron un gran éxito; dividió las grandes tenencias de tierras para beneficiar a los campesinos, abolió gran cantidad de impuestos y peajes, construyó nuevas carreteras, creó nuevas industrias a las que otorgó préstamos con bajo interés, pero, sobre todo intentó activar el comercio exterior francés, que, fue la principal causa de la primera burbuja bursátil de la historia.

El éxito inicial, despertó al monstruo de la especulación, es decir, el incremento de precio de las acciones de la compañía causó un gran interés al público general. Desde su precio en origen de 500 Libras, en 1.719, tras una campaña propagandística de Law, que, exageró las riquezas de Luissiana, las acciones alcanzaron el precio de 10.000 Libras, multiplicando por veinte su valor monetario. Esta euforia provocó una gran demanda de papel moneda, que, tuvo que imprimir el banco nacional de Francia sin el respaldo suficiente de oro en depósito.

Law, se ha había convertido en el hombre más rico de Francia, no obstante, parece ser que su afición al juego nunca le permitió detenerse, ya que, nada crece para siempre. Su propio interés personal en imprimir dinero, que, controlaba a través de su propio banco, fue su gran problema, ya que, destinó este mecanismo de falsificación masiva únicamente al incremento artificial del precio de las acciones de su compañía. No entendió que una acción, tampoco tiene valor en sí misma, tal y como el  calificaba al oro y la plata.

Esta ambición desmedida, desplazó a la economía real productiva, ya que, Law transformó el modelo original hacia una economía de casino y bolsa, es decir, únicamente imprimía mas billetes de papel para comprar o crear nuevas empresas que ni siquiera obtenían beneficios, efectivamente, no valían nada. Fue el precursor del esquema Ponzi, que, se basa en el pago de interés a los primeros incautos a través de la captación de nuevo dinero de segundos incautos.

Por lo tanto, el incremento de valor no era real, era monetario. Law, aun siendo dueño de toda la economía francesa, no entendió un principio inviolable de las finanzas; los arboles, no crecen hasta el cielo.

Los beneficios que prometía para la compañía, de la colonia de Luissiana provendrían. Como los franceses estaban más interesados por especular en el rentable mercado de acciones, Law tuvo que lanzar una campaña para captar colonos destinados a generar la riqueza real que prometía. A su llegada, los colonos solo encontraron una marisma llena de insectos, el primer año, más del 80 % habían muerto.

La tierra prometida, era solo humo, siendo así, Law traicionó otro principio inviolable del papel moneda, la confianza.

Fruto de este fracaso, en Paris se empezó a rumorear que los proyectos de Law no marchaban bien, y, por lo tanto, el precio de las acciones empezaron a caer. Desesperado, aplicó otra medida absolutista que nunca funciona en el mercado de acciones, disminuir artificialmente el valor nominal, en tan solo una semana, el precio de las acciones entró en caída libre, llegando a perder hasta el 90 % de su valor cotizado. Gran parte de la población de Francia, tenedora de estos títulos que no valían nada, se agolparon desesperados a las puertas del banco de Law reclamando su dinero, que, tampoco valía nada.

Dado que habían imprimido tres mil millones de libras de la nada, es decir, sin respaldo de oro físico en depósito, dirigidos únicamente al incremento artificial del mercado de valores, es decir, especular, la inflación fue galopante. Para calmar a la población, incluso simularon el descubrimiento de minas de oro, y, organizaron un desfile con mas de mil falsos minero en la capital. Tambien fue descubierto el fraude, y, la demanda de oro fue extrema.

Para evitar la inflación, ha de incrementarse en proporción al aumento de la oferta monetaria, la oferta de productos y servicios, si esto no se produce, los precios se disparan, ya que, es necesario más papel moneda para comprar la misma cantidad de productos y servicios.

La gran cantidad de papel moneda que insertaron en la economía hizo al mismo tiempo que estos perdieran su valor, causa que alarmó a la población, acudiendo en masa al banco real a convertir sus papelitos en oro. Efectivamente, descubrieron que no había el suficiente oro para satisfacer su demanda, ya que, la confianza en el dinero de papel había desaparecido.

Finalmente, las anteriores causas hicieron que el sistema de Law colapsara, perdiendo así toda su credibilidad, y, Francia entró de nuevo en bancarrota, germen que facilitó el inicio de la revolución…

Esta burbuja del mercado de valores fue la primera, sin embargo, a lo largo de la historia se han producido muchas cíclicamente, no obstante, ¿Creeis que son inherentes a la naturaleza del mercado de valores?, negativo, algunas de las más grandes son provocadas en aras de saquear todos los recursos.

Tomemos como ejemplo el mayor crack conocido hasta la fecha, la gran depresión de 1.929, donde, el mercado de valores cayó hasta un 87 %, consecuencias: la producción del país se redujo un 25 %, el desempleo afectó a más de un tercio de la población, etc.. No obstante, la riqueza real nunca se destruye, solo cambia de manos, transfiriéndose hacia un área que las controla a todas, las finanzas.

Un año antes del gran crack, las mayores fortunas salieron sigilosamente de la bolsa, obteniendo desorbitados beneficios por la venta de sus acciones, que, habían sido compradas por incautos a través de crédito, ¿os suena?. Ahora, para expropiar la riqueza real, solo necesitaban provocar el pánico, que, hiciera caer el precio de las acciones a unos míseros centavos.

Los créditos concedidos a los últimos incautos, incluían una clausula envenenada, “margin call”,  donde, los bancos podrían reclamar la totalidad del crédito en 24h cuando estimasen oportuno sin justificar ninguna causa. Efectivamente, en perfecta sintonía, fueron todos estos créditos reclamados a la ciudadanía, que, habían destinado los mismos a la compra de acciones sin ninguna valía. La venta masiva, se produjo sin condiciones.

La primera burbuja del mercado de valores fue auténtica, nadie conocía como podía comportarse un mercado de valores accionarial, sin embargo, tras producirse, los arquitectos del sistema monetario descubrieron que, además de las principales causas económicas descritas anteriormente, había una causa común en todas las burbujas, la psicología de masas, que, utilizaran cíclicamente para aumentar sus fortunas, es decir, aplican la expansión y contracción monetaria a su más lucrativo antojo. Para realizar esta tarea, únicamente deben controlar el banco central de cabecera.

El mercado de valores se comporta como un rebaño de ganado, ya que, cuando el valor de sus acciones sube, el público general acude eufórico, sin embargo, con un ligero cambio del viento, el pesimismo se adueña de su comportamiento, y, provoca un cambio de dirección en el movimiento. Esta actitud, es conocida por los pastores del mercado, que, la utilizan cíclicamente para saquear todos sus recursos generados.

Desde que existe el mercado de valores, son múltiples las burbujas que han estallado, pinchadas por un sistema financiero monetariamente descontrolado, al mismo tiempo, bancariamente manipulado, para, expropiar todos los recursos reales que genera el mercado. Sin embargo, no todas han tenido el mismo alcance sobre la totalidad de la economía, ya que, unas pocas son las más destacadas por dejar la economía real totalmente arrasada.

Esta serie de colapsos acumulativos,  ha servido para consolidar el ascenso a la cima de las finanzas globales, es decir, actualmente son el área mas destacada de la deseconomía virtual de mercado monetario, ya que, se distribuye en la siguiente proporción:

  • Producción económica mundial; 50 billones de $ (7,5 % PIB mundial)
  • Valor Mercado de Valores: 120 billones de $ (18 % PIB mundial)
  • Deuda pendiente de la nueva forma de vida financiera, más conocida como derivados: 500 billones de $ (74,5 % PIB mundial)

En 2.007 nos convirtieron en el planeta de las finanzas, monetariamente hiperconectados, ahora, todo depende de salas de contratación y bancos de inversión. Actualmente, los mercados de; bonos, acciones, seguros, y, vivienda, han sido secuestrados por la innovación financiera, que, los controla a través del fraudulento sistema monetario, que, expande y contrae cíclicamente la oferta monetaria en aras de saquear todos los recursos planetarios a cambio de nada.

Ya conocemos los efectos del estallido de una burbuja que se produzca en el área de producción, que, supone el 7,5 % del PIB mundial, también conocemos las consecuencias del estallido de una burbuja que se produzca en el mercado de valores, que, supone el 18 % del PIB mundial, no obstante, no conocemos los efectos del estallido de una burbuja que se produzca en el área de derivados, que, supone el 75 % del PIB mundial.

Dado el porcentaje que representa, no es muy difícil pronosticar los efectos de la burbuja definitiva; el armaggedon monetario, game over del sistema monetario, colapso definitivo de la deuda, apocalipsis financiero, fin del sistema de pagos, proclamación unilateral de un banco mundial y moneda única, etc.

En el mercado de derivados, únicamente se compra y vende el dinero mismo, es decir, se comercializa deuda pendiente para obtener lucro, nada más. Algunos productos son: coberturas por riesgos crediticios, obligaciones de deuda colaterales, deudas de consumo, complejos esquemas de derivados utilizados para disimular las deudas de países enteros, futuros, opciones, cds, CFDs, etc.

El intercambio de créditos fraudulentos entre los bancos para generar comisiones e intereses se ha convertido el motor de la economía mundial, estas deudas pendientes que comercializan, además, no poseen ninguna esperanza de devolución, es decir, están procesando, gerenando, y, regarantizando nada.

Entonces, ¿Cómo estallará esta burbuja?, simple, repasemos como estalló la primera de la historia, y, que condiciones ha de darse:

  • Impresión de dinero descontrolada, y, dirigida mayoritariamente a la especulación. Los Banco Centrales referentes, han inyectado una liquidez desmesurada, que, en la economía real no ha sido captada.  A la ausencia de crédito nos remitimos. Efectivamente, al casino ha sido destinada
  • Beneficios fantasma, es decir, de nuevo el gran público percibe que la economía realmente no va bien, ni, está al servicio de sus intereses.
  • Actualmente, solo en China, existen más de 90 millones de usuarios captados por el casino que nos gobierna, y, recordad el primer principio inviolable de las finanzas; nada, crece para siempre, y mas, en un planeta finito.

De nuevo, están ocurriendo las secuencias de cualquier burbuja bursátil, solo que esta, cuando estalle, debido al descubrimiento del público general que los derivados también son humo como las riquezas de Luissiana, será la definitiva, pero ahora, el mundo entero caerá en bancarrota, colapsando todo el sistema que conocéis hasta la fecha.

Pero, ¿Cómo rescatas a un planeta?. No existe país ahora que no esté saturado en deudas, y, la cascada de incumplimiento de deuda que hemos visto es solo el principio, la bancarrota global es inevitable.

No importa que forma adopte el dinero; tablas de arcilla, palos de madera, metales, billetes de papel, etc., ya que, son tan solo promesas de pago. La validez del dinero se basa únicamente en la confianza de sus usuarios, es decir, que sea simplemente aceptado como ficha para intercambiar productos y servicios.

Vemos como en el papel moneda, incluso anuncian “In God, We Trust”, en Dios confiamos, pero no es en él en quien depositamos nuestra confianza, sino en la secretaría del tesoro que los emite, para, que no cometa el error de devaluar su valor imprimiendo papel descontroladamente.

En la actualidad, estamos bastante satisfechos con el papel moneda, y lo que es más, estamos aun satisfechos con un dinero que ni siquiera podemos ver, es decir, aquel que únicamente aparece en una pantalla de ordenador. Diariamente, se intercambian más de 3 billones de $ para realizar transacciones, y, este sistema tiene éxito porque está basado en la confianza.

El dinero es confianza, incluso fe, confianza en que una persona nos pagará, confianza en el banco central que lo emite, confianza en el banco comercial que respalda un cheque. El dinero no es metal, sino confianza escrita, y, no importa sobre que esté escrita esa confianza, siempre que, el receptor confíe en la inscripción, es decir, que sea aceptado.

La aparición del sistema monetario basado en confianza mutua abrió múltiples posibilidades, que, acabarían revolucionando la historia. Se podría pedir dinero prestado con la confianza de que sería devuelto más adelante. La raíz latina de crédito es credo, es decir, “creo”, por lo tanto, sin la invención del crédito no hubiera sido posible el desarrollo económico de nuestro mundo.

Actualmente, nuestra civilización está basada en el préstamo de dinero, y, no es que haga que el mundo funcione, pero, si facilita que un número de personas, productos, y servicios, puedan funcionar. Sin embargo, consideramos a los prestamistas malditos, pero, como nació la banca, ya es otra historia…

Quien controle el crédito, dinero, metal, y/o, cualquier otro tipo de ficha dirigida a facilitar el intercambio, tendrá al servicio toda la economía. El sistema monetario vigente, ha traicionado desde su origen nuestra confianza, para evitar la burbuja definitiva que vimos anteriormente, hemos de reformarlo junto con el sistema bancario. La solución transitoria, un sistema monetario basado en el dinero independiente, consultese en el siguiente enlace:

“La Solucion de la Banca Publica”, y/o, Sistema Monetario Igualitario basado en el Dinero Independiendte, Libre de Deuda.

Publicado por

La Wiki Bolsa

La Wiki Bolsa

Rastreando Secuencias Monetarias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *